Escribir un libro es una de las metas más liberadoras y desafiantes que una persona puede proponerse. Por medio de él, el escritor tiene la oportunidad de llegar a cientos, miles o millones de personas y transmitirles sus ideas, opiniones o sentimientos.

Llevar a cabo este propósito puede complicarse si no se tienen suficientes conocimientos al respecto. Ciertamente, al publicar un libro en punto rojo, editorial reconocida por su importante trayectoria, el proceso es mucho más sencillo y eficaz. Pero, a pesar de ello, es fundamental que el escritor que desea dar a conocer su obra, procure tener presente los siguientes aspectos:

  • Corrección: aunque escribir el libro es la parte más importante, es esencial que el mismo sea revisado y adaptado según la temática abordada y al público al que va dirigido. Algunos optan por enviarlo a una editorial y que esta se encargue de ello, pero otros autores prefieren hacerlo por su cuenta.
  • Gestiones legales: otro elemento relevante en el proceso de publicación es el registro de la obra literaria. Para ello, debe tramitarse el ISBN (International Standard Book Number), el cual es el código que permitirá distinguir al libro y proceder con su comercialización.

Un dato interesante sobre este trámite legal, es que existen normas diferentes según la forma en que se desee publicar el libro. En caso de ser impreso, es preciso esperar hasta saber el número de páginas totales. Si se elige hacerlo digital, puede pedirse aunque no esté terminado, puesto que basta con indicar el formato en que se va a comercializar.

  • Edición: mientras el autor no se dé a conocer, la mayoría de los lectores juzgarán sus libros por la portada. Por eso, un elemento clave, serán el diseño de la cubierta y la calidad de la maquetación e ilustración del mismo.
  • Promoción: la rentabilidad dependerá del esfuerzo que el escritor realice en dar a conocer su trabajo. Esto implica desarrollar una estrategia de marketing en redes sociales, asistir a foros, conseguir reseñas, entrevistas y a toda clase de actividades que contribuyan a incrementar su publicidad.

Tener dichos conocimientos acerca de la autopublicación de obras literarias, no implica que el autor deba encargase de todo. Dentro de sus libertades, está el recurrir a profesionales en el área de la edición o empezar a adquirir experiencia haciéndolo por su cuenta. Sin embargo, es recomendable que aprenda cómo se desarrolla este proceso, porque así podrá darle un mejor seguimiento a cada etapa.

3 thoughts on “Publicar un libro en punto rojo una oportunidad para aprender”

Deja un comentario