A pesar de que conducir un coche es una tarea muy común, se trata de una actividad que exige mucha responsabilidad. En este sentido, es deber del conductor familiarizarse con las partes de su vehículo, a fin de saber si no están funcionando adecuadamente. De ahí que, cuando se buscan talleres mecánicos de cambio de filtro en ontinyent es indispensable asegurarse de que son especialistas en la reparación de la pieza deteriorada.

Y es que un coche no posee un solo tipo de filtro, sino varios. El desconocimiento de esto podría conllevar a errores en cuanto a la elección del taller que se encargue de reparar el vehículo. Por eso, a continuación se explican cuáles son:

  • Filtro de aire: su función es evitar que el motor no se vea afectado por el polvo y partículas abrasivas. Es por tanto, un elemento protector y debido al gran nivel de exigencia al que está expuesto, los especialistas recomiendan cambiarlos anualmente.
  • Filtro de combustible: estos sirven para eliminar las impurezas o impedir la corrosión a causa del agua. Dichas funciones dependerán del tipo de coche que los use, debido a que ello depende de si el mismo posee un motor que trabaje con gasolina o diésel.
  • Filtro de aceite: tiene por objeto proteger al motor de los agentes que se desprenden de diversos componentes que lo rodean. También debe ser cambiado cada cierto tiempo y dicho periodo no debería ser superior a los dos años.
  • Filtro de habitáculo: su finalidad es proteger al conductor y demás pasajeros, de las moléculas de polvo contenidas en el exterior del coche. De esta forma, contribuye con la limpieza del vehículo y la salud de las personas.

Partiendo de esta distinción será posible detectar cuál de los filtros es el que está presentando problemas. En función de ello, se determinará el taller más apropiado para revisar y atender dicha avería.

Deja un comentario